LUXMALLORCA365
  • Español
  • English

Estamos Viendo:
Nobleza y autosuficiencia de las possessions

Rate this post

Las son las casas rurales sólidas y majestuosas que antaño configuraron el entorno rural de Mallorca. Hoy pueden verse aisladas en algunos parajes escarpados de la sierra de Tramuntana o Llevant, o en mitad de los campos de trigo y almendros del Pla.

Fue en el siglo XVI cuando la denominación de possessions desplazó a los antiguos nombres de origen árabe de alquerías y granjas. A veces, el topónimo árabe se sustituyó por el nombre de los propietarios precedido de la partícula son, que denota propiedad. Los señores de la possessió solían pertenecer a la nobleza terrateniente, y eran los únicos beneficiarios de la renta de la tierra y del comercio de cereales, un producto básico en la Mallorca rural. La possessió fue sin duda el núcleo de la economía tradicional, una unidad de producción completa, capaz de autoabastecerse.

Los siglos y las necesidades han modelado el aspecto de las possessions que hoy podemos contemplar. Así, las hay fortificadas, como Canyamel (Capdepera), o que cuentan con una torre de defensa, como Son Marroig (Deià). Otras reflejan el capricho de los propietarios por convertirlas en palacios rurales, ya sean barrocos, como Alfàbia (Bunyola), o neoclásicos, como Raixa (Bunyola). La arquitectura de los siglos XIX y XX marcaron sa Torre de Llucmajor, con una capilla neogótica, o s’Alqueria Blanca Vella (Bunyola), con elementos modernistas. Otras son imponentes casales de montaña, como Son Moragues (Valldemossa), o sencillos, como Mossa (Escorca).